DesempleadosBC

Una Comunidad en crecimiento en Baja California

Sondeo

¿Cuántos meses tienes sin empleo?

 
 
 
 
 
 

Ver los resultados

Últimos temas

No estás conectado. Conéctate o registrate

UNA DE LAS RAZONES POR LAS QUE NO HAY EMPLEOS, TURISMO, DESARROLLO SOCIAL Y ECONOMICO DECENTE EN TIJUANA Y EN TODO MEXICO!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

PANdilla


Invitado
246 ejecuciones en el año… la guerra sigue Evil or Very Mad Twisted Evil Sad

Los muertos de
“El Ingeniero”

Ajustes de cuentas entre una célula de Fernando Sánchez Arellano y dos sobrevivientes de la estructura criminal de Teodoro García Simental, son los responsables de 114 asesinatos y 24 secuestros de febrero 2010 a la fecha. Las autoridades los conocen, les armaron expediente, incluso órdenes de aprehensión, pero no hay un solo detenido. Los crímenes son contra narcomenudistas pues el CAF quiere tener de nueva cuenta el control sobre la venta de droga

Investigaciones ZETA

No les afecta el trabajo coordinado del Consejo Estatal de Seguridad de Baja California. Tampoco tienen el pretexto del enfrentamiento entre células o la lucha de cárteles por el territorio, sin embargo, en Tijuana, los criminales al servicio de Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero” siguen matando y secuestrando impunemente.


Las investigaciones federales y estatales tienen presuntos responsables identificados, órdenes de aprehensión solicitadas, pero… ningún detenido.


114 asesinatos y 24 secuestros cometidos de febrero a la fecha, después de la captura de los principales líderes de la célula de Teodoro García Simental, evidencian la creciente actividad de los grupos homicidas de Sánchez.


De acuerdo al historial balístico, sólo el 14 por ciento de los recientes asesinatos fueron cometidos con armas identificadas con las células de “El Tres”. Pero en esos casos, los homicidas han actuado indiscriminadamente, lo mismo han ejecutado hombres que mujeres y menores de edad.


El secretario de Seguridad del Estado, Daniel de la Rosa, y el procurador Rommel Moreno Manjarrez, han declarado que aún existen delincuentes del “Teo” en libertad, sin embargo las pruebas periciales muestran que su actividad en los últimos dos meses ha sido limitada.


De acuerdo a datos ministeriales e investigaciones de las áreas de inteligencia, los asesinatos del lado de “El Ingeniero” los están ordenando: Juan Sillas Rocha “El Ruedas”, Próspero Medina Ontiveros, y Jorge Barranco “El Pepito”.


Por el lado del grupo que tenía García Simental, continúan asesinando por conservar la plaza: Juan Soto Gastélum “El Tigre” y Jesús Israel de la Cruz López “El Tomate”.


Sillas está fuera del estado y “El Tigre” controla desde Mexicali, donde está protegido por el cártel de Sinaloa y su compadrazgo con Joaquín “El Chapo” Guzmán.


Sus nombres y parte de sus delitos, ya están incluidos en las 22 averiguaciones previas que del 13 de febrero a la fecha, están llevando de manera conjunta la Subprocuraduría de Investigación Especializad en Delincuencia Organizada y la Procuraduría de Baja California.


Conforme a las declaraciones de algunos de los sobrevivientes en las balaceras, y a los datos aportados por personas allegadas a las víctimas asesinadas, las ejecuciones se están dando por tres motivos:


1.- Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero” está tomando el control y reordenando el narcomenudeo en Tijuana. Y sus grupos están intentando “exterminar” al grupo rival. Económicamente el recurso sí es importante en la capitalización de las células locales.


2.- Enfrentamientos entre distribuidores de droga al menudeo del mismo grupo criminal que se atacan por robos de enervantes.


3.- Personas inocentes, asesinadas por motivos diferentes al crimen organizado, venganzas personales, o porque las confunden.

Continúa la pugna


Entre los casos atendidos por las procuradurías, federal y estatal, entre febrero y marzo, están registradas dos balaceras, una en la colonia 3 de Octubre y otra en la Sánchez Taboada, en las que hubo muertos y lesionados.


En las investigaciones iniciadas están consignadas las declaraciones de por lo menos tres víctimas que sobrevivieron, todos admitieron ser vendedores de droga que durante años “pagaron piso” a los matones de Raydel López Uriarte.


Informaron que una semana antes de los ataques recibieron la visita de un grupo armado, que llegaron diciéndoles “Somos gente de El Ingeniero” y les advirtieron que en adelante, ellos controlarían la distribución y el paso de droga en la zona y que más valía que se “alinearan”.


Siete días después fueron atacados.


Los datos de otro incidente de enfrentamiento entre los delincuentes que operaban para Raydel López Uriarte “El Muletas” y las células delictivas de Juan Sillas se recibieron de manera extraoficial en la áreas de inteligencia del estado y lo están investigando


De acuerdo a la denuncia, el enfrentamiento se suscitó la madrugada del 18 de abril en una casa de la delegación La Mesa, quien reportó estaban reunidos cinco elementos de una célula de Sillas que fueron atacados por matones de “El Teo”. De ese enfrentamiento, tres logaron huir, pero el ex policía municipal de Tijuana, Leonel Alonso Zambada López, no tuvo oportunidad de hacerlo; fue privado de la libertad por sus agresores, lo golpearon y lo asesinaron para después tirar su cuerpo en la avenida De las Rosas del fraccionamiento Moreno.


Entre los que se salvaron, identificaron a “El Chapito”, uno de los principales operadores de Sillas.


Los informantes aseguraron que esa madrugada, este criminal fue capturado por un policía municipal, lo detuvo armado y lo presentó ante las autoridades ministeriales en La Mesa.


Ahí entregó a “El Chapito” bajo el nombre de Gustavo Leal. Sin embargo, el informe de estos hechos se perdió en el parte informativo porque al final “hasta el arma eliminaron. Es que ellos manejan mucho dinero”.


Y el 24 de marzo, elementos del crimen organizado retuvieron a su familia por unas horas buscando al policía municipal, sin embargo esta versión fue negada por la autoridad. La escueta respuesta de la Procuraduría fue que el Grupo Antisecuestros atendió el asunto de la privación de la familia del policía, que el agente sí refirió sospechar que la agresión podría deberse a una detención que hizo una semana atrás, pero que no mencionó a ningún Leal o “Chapito”


El municipal también explicó que no creía que fueran tras él, porque su familia fue atacada a unas cuadras de la casa familiar, mientras él estaba durmiendo en el inmueble con las puertas abiertas, y si hubieran querido ir por él, nada se los habría impedido.


A pesar de estos datos, los grupos especiales continúan investigando.

Los asesinatos


De las 63 ejecuciones registradas en el mes de febrero, conforme al análisis balístico, únicamente en cuatro hechos se utilizaron armas identificadas con la célula de García, en estas balaceras, 9 hombres fueron asesinados.


En marzo, de los 49 asesinatos enlistados hasta el jueves 25 de marzo, sólo dos coinciden con el expediente de las armas usadas de “El Teo”.


Conforme a las teorías manejadas por la procuraduría, las víctimas de estas armas, serían operadores de Fernando Sánchez Arellano, sin embargo en los expedientes no han plasmado elementos que acrediten, ni su actividad criminal, ni la filiación a “El Ingeniero”.


El 13 de febrero, pasada la una de la madrugada, en el interior de una casa en la calle Melchor Ocampo de la colonia Niño Artillero en la delegación Sánchez Taboada, fueron heridos a balazos Marisela Martínez y Sebastián de la Cruz, la mujer falleció. A pesar de que una de las víctimas sigue viva, no hay avances en la indagatoria.


Las armas utilizadas para este operativo homicida se usaron en tres asesinatos, uno de 2008, otro de 2009 y uno más en 2010.


El mismo día, hubo tres ejecuciones más, supuestamente perpetradas por grupo rival, gente de “El Ingeniero”. En un domicilio de la Presa Rural encontraron una osamenta, la extremidad de un cuerpo humano completamente calcinada, otros dos hombres fueron ejecutados en el cañón Johnson y en la colonia Hidalgo.


Al día siguiente otras armas ya identificadas fueron usadas en el triple homicidio de tres hombres en la calle Juan de la Barrera en Los Arenales.


Por el otro bando, intentaron asesinar en el fraccionamiento Mariano Matamoros a Daniel Armando Castillo, que fue lesionado.


Pasaron seis días de homicidios, en los que mataron a hombres, mujeres y hasta un menor de edad, los asesinos operaron de forma diferente: en algunos casos atacaron a carros en movimiento; otros entraron a las casas de las víctimas; o los interceptaron en la calle, en muy pocos hubo privación y tortura.


Los hechos se dieron mayormente en el este, El Florido, el Mariano Matamoros, Valle Redondo, La Arboleda, pero también se encontraron cuerpos en La Remosa y el Fraccionamiento Chapultepec.


En este periodo se usaron rifles y pistolas calibres 9 milímetros, escuadras 40 y .38, pero de acuerdo a los casquillos encontrados, ninguna de las armas había sido usada antes en otro delito.


Fue hasta el 20 de febrero, que armamento identificado con otros cuatro crímenes atribuidos a los sicarios de López Uriarte, fue usado para cometer un doble homicidio en el Pedregal de Santa Julia.


Las balas localizadas en el lugar coincidieron con el atentado en contra de elementos del Ejército Mexicano la tarde del sábado 28 de noviembre de 2009 en la gasolinera ubicada sobre el libramiento Rosas Magallón, en las inmediaciones del Parque Industrial Pacífico de la delegación San Antonio de los Buenos. En un triple homicidio cometido en un Taller de Motocicletas en el bulevar Benítez, y dos asesinatos más en las colonias Leandro Valle y Reforma, todos de 2009.


Al día siguiente las volvieron a usar para matar a Fernando Vargas, Álvaro González y Eduardo Serrano, los cuerpos quedaron sobre la vía pública en la calle Río Lerma de la colonia Mérida en la delegación La Presa. Para este delito también emplearon rifles usados para asesinar a cinco personas en enero.


En marzo, la actividad homicida de “El Tigre” y “El Tomate”, como vestigios de García Simental, se vio disminuida. De los 51 asesinatos registrados hasta la tarde del jueves 25 de marzo, sólo dos homicidios y una balacera han sido relacionados con armas de “El Tres”.


El 2 de marzo, una casa en la colonia Niño Artillero fue baleada, no hubo muerto ni heridos, pero los fusiles implicados también están registrados en los homicidios de: un policía en el bulevar Ferrocarril, dos más en el Ejido Francisco Villa, otros tres agentes en el Oxxo de Playas de Tijuana, uno en una fábrica en La Gloria, y cuatro oficiales en el Oxxo del Murúa. Todos en 2009.


Además de los ataques a policías, se usaron para matar a un hombre que después colgaron en el Puente Tecnológico, el ataque a una familia en el Fraccionamiento Los Ángeles donde hubo cuatro muertos y dos lesionados y 12 asesinatos más.


Las víctimas de las armas de “El Teo” en marzo han sido: un hombre de entre 40 y 45 años baleado a las 14:00 horas del 11 de marzo en la calle Popocatépetl entre La Sierra y Cerro Colorado, del Fraccionamiento La Sierra, quedó muerto en el interior de un pick up Dodge Ram azul con gris, con placas de California; y otro sujeto acribillado el 15 de marzo en el fraccionamiento Los Altos.


En los 49 homicidios restantes, los casquillos encontrados en las escenas del crimen no tienen antecedentes en la dirección de Periciales de la Procuraduría del Estado.


Respecto a los homicidios sucedidos entre febrero y marzo, el subprocurador explicó que de acuerdo a las indagatorias hechas del entorno de las víctimas: “El 90 por ciento de las muertes corresponden al pleitos entre narcomenudistas y a la continuidad de la pugna que continúa entre los grupos del crimen organizado.


Sin embargo admitió que sí hay asesinatos que por ser cometidos con tácticas similares, son confundidas con ejecuciones. “Estos casos son mínimos, representan un 10 por ciento y la mayoría concluyen con la identificación y captura de los responsables”.


En cuanto a los expedientes consignados, Gómez informó que en lo que va de 2010, la PGJE ha resuelto 24 actas, ocho de homicidios cometidos en 2009 y 16 de los 246 asesinatos ejecutados este año. “Hay órdenes de aprehensión solicitadas, y en algunos casos obsequiadas, pero no hay muchos detenidos”, reconoció.

Secuestros


De acuerdo al compendio estadístico de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en el mes de enero se denunciaron en Tijuana, siete secuestros y 27 privaciones de la libertad. Los primeros ocurrieron en las delegaciones de Cerro Colorado, Zona Centro, Otay, Playas y San Antonio. Las privaciones se cometieron en toda la ciudad, pero La Presa tuvo el mayor registro con seis denuncias.


En febrero la Procuraduría del Estado tiene denunciados 14 secuestros, aunque en seis de ellos aún no ha habido solicitud de rescate. Y en lo que va de marzo las estadísticas sólo registran tres casos.


A pesar de los 24 secuestros y 27 privaciones admitidas, la autoridad aseguró que esta actividad ha disminuido y sólo el 50 por ciento de los hechos registrados como secuestros están relacionados con criminales organizados.


“La mitad de los asuntos de este año, se han tratado, también de delincuencia organizada, pero no de homicidas, sino personas dedicadas al tráfico de personas que enganchan a sus víctimas, los retienen y piden 2 mil o mil 500 dólares a sus familias para liberarlos. Antes no estábamos atendiendo estos asuntos”, declaró Fermín Gómez, subprocurador de la Unidad Estatal Contra la Delincuencia Organizada (UECO).

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.